martes, 19 de mayo de 2009

El Ultimo adios a Benedetti (Funeral de Mario Benedetti)

Unas dos mil personas, en su mayoria admiradores anónimos,  se congregaron junto al Cementerio Central de Montevideo y aplaudieron en forma espontànea al paso del cortejo fúnebre por las calles de la capital uruguaya para despedir al escritor Mario Benedetti. Ariel Silva su secretario, su colega Eduardo Galeano y el cantautor Daniel Viglietti, han sido algunos de los que han cargado el féretro con sus restros.
Decenas de flores han sido arrojadas al paso de la caravana, que ha marchado silenciosa por kilómetro y medio. Figuras de la política, la cultura, el sindicalismo, el deporte y diplomáticos de varios países se han acercado hasta el Cementerio Central para despedir al poeta, fallecido el domingo a los 88 años.
El féretro, depositado en el Panteón Nacional, no lucìa  símbolo religiosos, sólo lo cubrían las flores que depositaba la gente y una pequeña bandera uruguaya. 
El director de Cultura del Gobierno uruguayo, Hugo Achugar, se dirigió a los asistentes :
 "Enterramos a un hombre bueno, al hombre de amplia sonrisa. Hoy enterramos al oficinista, al humorista, al actor de cine que hablaba alemán, hoy enterramos parte de nuestra historia"
"También enterramos su bigote, su disnea, la sonrisa pícara... Todo lo demás sigue vivo", subrayó.
Con la muerte de Benedetti "todos se quedan huérfanos, como después de una guerra", subrayó y pidió que "todos sigan cantando, como quería Mario, en esta orfandad cargada de futuros".
"No tuvo hijos, pero nos deja una amplia descendencia. Nos quedamos huérfanos pero con un enorme legado, polémico y rico",
Adios al Poeta...

3 comentarios:

MIGUEL ANGEL dijo...

MI MAS PROFUNDO PESAR POR LA PARTIDA DE UNO DE LOS ESCRITORES MAS IMPORTANTES DE HABLA HISPANA.NOS DEJA SU LEGADO QUE ES RICO Y AMPLIO
COMO SU SONRISA.DESDE BS AS ARGENTINA.
MIGUEL ANGEL

daniel cárdenas pulgar dijo...

ni colorín, ni colorado.Benedetti, no se ha acabado!
llegué a tu blog por el grupo de facebook. La verdad que la muerte de este viejito querido, se asemeja a perder a alguien cercano, como a un padre, un tío, un amigo o un compañero. Yo le tenía un cariño tan grande. Cuando estaba en enseñanza media, me iba solo a la biblioteca a leer sus libros. Con él llegué a otros poetas o escritores, me acercó a las palabras y me hizo ver que ellas debían ser para todos, asi como con Parra.
Hay dolor por perder a Mario, pero hay mas amor y alegría porque pudimos alguna vez leerlo. No hay que pedir que lo recordemos, porque eso se dará por si solo.
Te dejo un gran abrazo y seguiré leyendo tu blog
Daniel Cárdenas Pulgar

Poemas a 1000 dijo...

Muchas gracias a Miguel y Daniel por sus comentarios, efectivamente se nos fue un gran poeta, pero como todos lo grandes hombres de la literatura su legado nos quedará como herencia, y será recordado por su gran estatura como escritor y ademas por su inestimable altura moral y compromiso social, y por la calidez que siempre lo destacó... Un gran abrazo y muchas gracias por visitarnos...