domingo, 24 de mayo de 2009

Desde la Nada (Luilly Gómez)

Hoy presentamos otro escrito de nuestro amigo y colaborador Luilly Gómez, espero les guste

Desde la Nada

El hombre que hasta la noche anterior veía frenada su marcha por una gran muralla; con el nuevo amanecer, vio derribada su muralla y frente a él mil caminos.

El pez que rogaba a Neptuno por vivir en aguas más profundas, se encuentra cayendo desde una inmensa catarata y su cuerpo no soporta las toneladas de agua que caen sobre él.

El ave que a Eolo pedía mejores vientos, se haya siendo torturado por un huracán, el mismo que pedía un poco más de brisa, hoy sólo clama calma a la tempestad que ha quebrado sus alas.

También un árbol, que cansado de la primavera pidió a la naturaleza no cargar tantas hojas; en otoño se le oyó clamar a las últimas hojas que aferradas a sus brazos permanecían, que por favor conservaran su color, que no escucharan el llamado de la tierra que las exhortaba fundirse con ella.

Un hombre, en su juventud rogaba por un sólo momento de una anhelada mirada; y hoy, unos cuantos años después no tolera las muchas miradas ni por sólo un segundo.

Un niño solitario, que en el bosque de su infancia se sentía abandonado porque el eco su voz se la llevó; Hoy, ya no soporta el dolor que su propia voz le causa a sus oídos, pues ha regresado desde la nada y nunca imagino su retorno.

Aquel, que sólo pedía una oportunidad para amar; Hoy prefiere amistad, compañía, alegrías y livianas risas, no sabe si la espera acabo con sus deseos o si olvido sus anhelos, después de tantas noches de soledad soñó tantos sueños, deseo tantas cosas… hoy se hacen realidad.

El sólo quería un sueño hecho realidad, y no todos, ahora sufre la misma angustia, la misma que lo torturó la primera noche de su vida en la que la melancolía anido en su pecho. Nunca pensó que tanta carencia se volvería tanta abundancia.

A él nunca le dijeron la verdad sobre los deseos… nunca le contaron que tanta fantasía y tanta ensoñación, le dañarían el corazón.

4 comentarios:

daniel cárdenas pulgar dijo...

Está muy bien el texto, dice cosas bastantes ciertas. Los deseos o anhelos que tenemos en la vida, son un tema siempre presente.La mayoría del tiempo nos movemos en base a ellos, a su realización ,o, al pesar y posible sufrimiento de que que eso no ocurra. El hombre tiene una manía de crearse vacíos para llenar, y es un circulo vicioso, bastante egoísta y egocéntrico.
Lo de las hojas que no quieren fundirse con la tierra, me gustó mucho. A veces somos nosotros esas hojitas que tampoco queremos "fundirnos" al pedacito de tierra, esa futura casa de nuestros huesos.
saludos!
daniel

ANGELINA GOMEZ RUEDA dijo...

Conecta cuanto antes conmigo, es muy importante para tí.

saludos.

Anónimo dijo...

Hola Angelica:

luillygomezvargas@hotmail.com

este es mi correo electrico,

Saludos.

Luilly

Anónimo dijo...

Angelica:

luillygomezvargas@gmail.com

http://lospergaminosdelgrifo.blogspot.com/

Saludos